PROYECTO MÚSICA PARA MATIAS

Introducción

Al margen de las entregas realizadas de medicamentos y material escolar, nuestro primer proyecto acometido íntegramente en Burkina-Faso es este: “Música para Matías”. 

¿Quién es Matías?

 

Matías Sompodogo es un joven burkinabés de 24 años, sensible y encantador. A la edad de 2 años debido a la rubeola, Matías quedo ciego y desde entonces ha vivido en su aldea sin poder formar parte activa de la vida cotidiana de su familia. No podrá casarse o tener hijos y su día a día está completamente limitado debido a la ceguera.

La música

Hace un par de años un amigo de su familia visitóla aldea con una guitarra tradicional hecha de madera y cuerdas llamada “Kundé”. Un mundo nuevo se abrió ante Matías cuando toco las cuerdas del kundé y de sus manos salió música.En el poco tiempo que tuvo la guitarra en susmanos aprendió a tocar ritmos y melodías todo deoído. Pero llego el día en que el amigo que vino avisitarlos se fue y con el se llevo su guitarra. 
Aun así Matías no desistió en su afán por aprender y le pidió a sus hermanos que le fabricasen una guitarra. Sus hermanos buscaron los materiales y le fabricaron una guitarra con un mástil de madera de carité, tranzas de pescar y una lata de aceite de motor. Con esta precaria guitarra él continuó aprendiendo y tocando para sus hermanos y sobrinos, sacando melodías y sonidos que distraen y embelesan a mayores y pequeños que al terminar cada canción aplauden como en un concierto.

El proyecto

Nosotros al conocer la historia de nuestro amigo Matías, decidimos que la AsociaciónDUBABU y todos sus colaboradores, a través nuestra le entregaría una  española. Tras mucho buscar, solo pudimos encontrar una guitarra de segunda mano, curtida en mil batallas pero que en manos de Matías tomó la forma de unas alas que hacen que un hombre vuele hasta el lugar donde se encuentran sus sueños. 
Fue un momento maravilloso pero una vez más, para nosotros este no fue el final de la historia. Hablando con sus hermanos, nos contaron que Matías les había pedido que le llevasen a una escuela de música, pero su precio y el hecho de ser ciego hace imposible que pueda acudir a Ouagadougou para estudiar música sin un sitio donde vivir y sin nadie que lo cuide. Nosotros nos informamos sobre una escuela de música para invidentes que hay en Ouagadougou y buscamos para Matías un piso con otro chico ciego que conoce la zona y estudia en el mismo centro. Matías viviría cerca de la escuela y de su familia. De esta manera, Matías podría estudiar música sin necesitar una persona de su familia esté con él y todo un mundo nuevo se le abriría fuera de su aldea haciendo lo que mas le gusta.

Tercer año de estudios

Y así, con la ayuda de mucha gente que a través de la compra de fotos, libros y aportaciones, Matías está en su tercer año de estudios e, incluso, imparte sus conocimientos a otros chavales que empiezan. Esperamos que este proyecto tenga continuidad con la ayuda de todos vosotros.