Paranoias de un fotógrafo loco

Paranoia de un fotógrafo loco
Paranoia de un fotógrafo loco

Desde ya, pienso que me he vuelto loco de atar. No me negarás que dedicarle días completos –y parte de sus noches- a colocar una gota de agua en el vértice de un pétalo de flor, no es estar como una regadera. Claro que si la excusa es hacer una fotografía, pues la cosa cambia ... a peor, claro. Porque, bien está que le dedique tiempo a una afición, la fotografía, como cualquier otro mortal a cualquier otro entretenimiento, si ahí estamos de acuerdo, pero vamos, que se convierta en obsesivo hasta el punto de centrar mi vida en una puta gota de agua, que además ni se molesta en quedarse quietecita la muy puñetera, ya es de tratar... creo.

 

Y si es que no tuviese nada mejor que hacer, pues vale, juegas con la gota hasta te ahogues si quieres. Pero van y me bajan el sueldo, con acusación directa de ser –mi sueldo- el mal de todos los males de este país, con dos cojones, tío, y que viva el progresismo, el socialismo, el capitalismo, el conservadurismo y todos los ismos... Ahhh, y la madre que te parió, que también VIVA la madre que te parió.

 

Pero bueno, como ya queda menos para la jubilación, decido ir preparando las migas de pan, ya sabes, para darle de comer a las palomas en el parque, eso que hacen todos los jubilados ahora que ya no hay obras que mirar. Pero, hete aquí que me da por mirar las noticias –entre gota y gota, claro está- y van y dicen, sin vaselina ni nada, a pelo, que no te jubilas hasta dos años después... einnn, pero cacho hijoputa, que se me pone el pan duro... No, no, hombre, es que dicho así, de golpe, parece que como les sale barato, me quieren explotar un par de añitos mas, pero no, la razón real es que no tienen dinero para pagarme la pensión. Claro, si es así, vale, que le den por el culo a las palomas del parque, joder!!!.

 

Pero yo, -como todos, supongo-, tengo un amigo muy cabroncete que va y me dice: “pringao, que lo que quieren es que llegues tan asfixiado a la jubilación que no te de tiempo a cobrarla”. Coño, a tanto no van a llegar, digo yo... o sí. Bueno, a lo que iba, que en vez de irme a patearle el culo a los pensadores que han llegado a esta solución de los problemas del país, me da por hacerle fotitos a una gota en el vértice de un pétalo de flor... si consigo colocarla, que me da la impresión que hasta la puta gota está en mi contra. ¿La habrá adiestrado el gobierno para mantenerme entretenido?.

 

Creo que tendré que replantearme lo de patear culos en cuanto pueda volver a caminar tras el enésimo... ataque de gota!!!... De momento sigo intentando adiestrar la gotita, por lo menos he conseguido sacar unas cuántas sobre la flor, un capullo de rosa, que también tiene su aquél, ¿no?

 

Se van a enterar éstos cuando las gotas se queden quietecitas...

 

Hasta otra...

 

Paco Ruiz.

 

Paranoia de un fotógrafo loco
Paranoia de un fotógrafo loco

Desde ya, pienso que me he vuelto loco de atar. No me negarás que dedicarle días completos –y parte de sus noches- a colocar una gota de agua en el vértice de un pétalo de flor, no es estar como una regadera. Claro que si la excusa es hacer una fotografía, pues la cosa cambia ... a peor, claro. Porque, bien está que le dedique tiempo a una afición, la fotografía, como cualquier otro mortal a cualquier otro entretenimiento, si ahí estamos de acuerdo, pero vamos, que se convierta en obsesivo hasta el punto de centrar mi vida en una puta gota de agua, que además ni se molesta en quedarse quietecita la muy puñetera, ya es de tratar... creo.

 

Y si es que no tuviese nada mejor que hacer, pues vale, juegas con la gota hasta te ahogues si quieres. Pero van y me bajan el sueldo, con acusación directa de ser –mi sueldo- el mal de todos los males de este país, con dos cojones, tío, y que viva el progresismo, el socialismo, el capitalismo, el conservadurismo y todos los ismos... Ahhh, y la madre que te parió, que también VIVA la madre que te parió.

 

Pero bueno, como ya queda menos para la jubilación, decido ir preparando las migas de pan, ya sabes, para darle de comer a las palomas en el parque, eso que hacen todos los jubilados ahora que ya no hay obras que mirar. Pero, hete aquí que me da por mirar las noticias –entre gota y gota, claro está- y van y dicen, sin vaselina ni nada, a pelo, que no te jubilas hasta dos años después... einnn, pero cacho hijoputa, que se me pone el pan duro... No, no, hombre, es que dicho así, de golpe, parece que como les sale barato, me quieren explotar un par de añitos mas, pero no, la razón real es que no tienen dinero para pagarme la pensión. Claro, si es así, vale, que le den por el culo a las palomas del parque, joder!!!.

 

Pero yo, -como todos, supongo-, tengo un amigo muy cabroncete que va y me dice: “pringao, que lo que quieren es que llegues tan asfixiado a la jubilación que no te de tiempo a cobrarla”. Coño, a tanto no van a llegar, digo yo... o sí. Bueno, a lo que iba, que en vez de irme a patearle el culo a los pensadores que han llegado a esta solución de los problemas del país, me da por hacerle fotitos a una gota en el vértice de un pétalo de flor... si consigo colocarla, que me da la impresión que hasta la puta gota está en mi contra. ¿La habrá adiestrado el gobierno para mantenerme entretenido?.

 

Creo que tendré que replantearme lo de patear culos en cuanto pueda volver a caminar tras el enésimo... ataque de gota!!!... De momento sigo intentando adiestrar la gotita, por lo menos he conseguido sacar unas cuántas sobre la flor, un capullo de rosa, que también tiene su aquél, ¿no?

 

Se van a enterar éstos cuando las gotas se queden quietecitas...

 

Hasta otra...

 

Paco Ruiz.

 

Paranoia de un fotógrafo loco
Paranoia de un fotógrafo loco

Desde ya, pienso que me he vuelto loco de atar. No me negarás que dedicarle días completos –y parte de sus noches- a colocar una gota de agua en el vértice de un pétalo de flor, no es estar como una regadera. Claro que si la excusa es hacer una fotografía, pues la cosa cambia ... a peor, claro. Porque, bien está que le dedique tiempo a una afición, la fotografía, como cualquier otro mortal a cualquier otro entretenimiento, si ahí estamos de acuerdo, pero vamos, que se convierta en obsesivo hasta el punto de centrar mi vida en una puta gota de agua, que además ni se molesta en quedarse quietecita la muy puñetera, ya es de tratar... creo.

 

Y si es que no tuviese nada mejor que hacer, pues vale, juegas con la gota hasta te ahogues si quieres. Pero van y me bajan el sueldo, con acusación directa de ser –mi sueldo- el mal de todos los males de este país, con dos cojones, tío, y que viva el progresismo, el socialismo, el capitalismo, el conservadurismo y todos los ismos... Ahhh, y la madre que te parió, que también VIVA la madre que te parió.

 

Pero bueno, como ya queda menos para la jubilación, decido ir preparando las migas de pan, ya sabes, para darle de comer a las palomas en el parque, eso que hacen todos los jubilados ahora que ya no hay obras que mirar. Pero, hete aquí que me da por mirar las noticias –entre gota y gota, claro está- y van y dicen, sin vaselina ni nada, a pelo, que no te jubilas hasta dos años después... einnn, pero cacho hijoputa, que se me pone el pan duro... No, no, hombre, es que dicho así, de golpe, parece que como les sale barato, me quieren explotar un par de añitos mas, pero no, la razón real es que no tienen dinero para pagarme la pensión. Claro, si es así, vale, que le den por el culo a las palomas del parque, joder!!!.

 

Pero yo, -como todos, supongo-, tengo un amigo muy cabroncete que va y me dice: “pringao, que lo que quieren es que llegues tan asfixiado a la jubilación que no te de tiempo a cobrarla”. Coño, a tanto no van a llegar, digo yo... o sí. Bueno, a lo que iba, que en vez de irme a patearle el culo a los pensadores que han llegado a esta solución de los problemas del país, me da por hacerle fotitos a una gota en el vértice de un pétalo de flor... si consigo colocarla, que me da la impresión que hasta la puta gota está en mi contra. ¿La habrá adiestrado el gobierno para mantenerme entretenido?.

 

Creo que tendré que replantearme lo de patear culos en cuanto pueda volver a caminar tras el enésimo... ataque de gota!!!... De momento sigo intentando adiestrar la gotita, por lo menos he conseguido sacar unas cuántas sobre la flor, un capullo de rosa, que también tiene su aquél, ¿no?

 

Se van a enterar éstos cuando las gotas se queden quietecitas...

 

Hasta otra...

 

Paco Ruiz.

 

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    J. M. Blanco (jueves, 16 diciembre 2010 23:41)

    ;)

  • #2

    Mer Mantero (lunes, 20 diciembre 2010 13:58)

    ...formidable pensamiento.....;-)

  • #3

    Santana de Yepes (sábado, 25 diciembre 2010)

    Yo mejor que no diga nada, que luego todo se sabe, y uno ya tiene un nombre que mantener....

  • #4

    leo merino (jueves, 07 abril 2011 12:12)

    me encanta la metáfora de una gota a otra jajjajajjaja , sobre todo con una rosa por medio .